Los juanetes

Cirugía u operación de juanetes

¿Como decidir si realizar la cirugía de juanetes?

Cuando los juanetes provocan un intenso dolor e incomodidad, es necesario llevar a cabo una serie de tratamientos para mejorar sus síntomas.

Existen muchas alternativas para tratar los juanetes. Algunas más rápidas de llevar a cabo, como son los correctores y los vendajes y otras más lentas, como puede ser una cirugía.

 

 

Hay que intentar corregir la desviación del hueso con las diferentes alternativas que existen antes de llegar a recurrir a una cirugía para solventar el problema, ya que la cirugía también conlleva unos riesgos y un largo post-operatorio, que pasaremos a detallar más adelante.

¿Qué síntomas tienen? ¿Cómo saber si los tengo?

Todos los síntomas de los juanetes, que vamos a exponer a continuación, empeoraran si se utilizan zapatillas o zapatos estrechos o con mucho tacón, o cualquier otro tipo de calzado donde el pie no esté suelto y relajado.

Síntomas de los juanetes

Los síntomas más frecuentes que podemos encontrar en los juanetes son:

 1.-Inflamación de la zona:

La base del dedo y los alrededores de la articulación pueden inflamarse cuando se produce una desviación del hueso pudiendo en los casos más graves llegar a producir infección, lo que agrava el dolor.

 2.-Dolor:

El hueso en cierta manera se está desviando y cambiando de posición natural, por lo que es normal experimentar dolor durante el proceso.

El dolor se puede experimentar tanto cuando se produce el movimiento del pie (andando o corriendo) o incluso estando parados o en reposo, por la inflamación o la infección.

3.-Enrojecimiento:

Debido a la inflamación y al dolor podemos ver la zona del pie afectada de un color rojizo e incluso amoratada, pero esto no siempre se produce hay casos en los que existe desviación del hueso pero no existe dolor o inflamación y la zona no está enrojecida.

4.-Entumecimiento:

Debido a los cambios óseos que se están produciendo en los pies, podemos experimentar cierto entumecimiento en la zona, es decir, insensibilidad.

Causas y síntomas aparición juanetes

Existen muchas causas que ocasionan la aparición de los juanetes, pasaremos a detallar las más importantes para poder buscarle una solución a este problema.

La causa más común es el calzado inadecuado y sobre todo llevar un tacón elevado. Las mujeres al llevar tacones y calzado más apretado suelen notar más los síntomas que los hombres, por eso, en las mujeres existe más probabilidad de sufrir esta dolencia, ya que hoy día prima la imagen y a veces es más importante ir a la moda que ir cómoda y sin dolor de pies.

Pero también existen otras causas, no por ello menos importantes.

Existen causas genéticas o de nacimiento que acentúan su aparición como padecer pies planos o el pie laxo ( muy flexible).

También si los juanetes aparecen con elevada edad pueden haberse producido por artrosis agregada por lo tanto hay que evaluar todas las posibilidades para buscar la mejor solución al problema.

Calzado adecuado para juanetes

Parece normal pensar que la salud es lo más importante para todos. Pero hoy en día existe más interés por lucir unos zapatos elegantes, que por cuidar la salud de nuestros pies.

No existe cultura por proteger y mantener nuestros pies sanos y esto es primordial para el futuro de nuestra salud.

Actualmente existen muchos estudios que demuestran que cada vez se padece más esta enfermedad sobre todo en mujeres. Con una relación 15:1 con respecto a los hombres.

Y cada vez se empieza a padecer antes, entre los veinte y los treinta años.

También es importante comentar, que casi el 60% de la mujeres de más de 50 años lo padece y cada año va en aumento. Todo ello es debido principalmente al calzado que se utiliza a lo largo de la vida.

Según un estudio realizado por la universidad Rey Juan Carlos de Madrid

 “los dos huesos que se desvían en los dedos, lo hacían según se aumentaba la altura de los tacones” y cuando  las mujeres se quitaban el tacón, el dedo volvía a la normalidad.

Por tanto, con este estudio se ha demostrado que usar tacones altos (a partir de 3 cm), de manera continuada, provocará la desviación de los huesos. Con lo que a la larga, de manera acumulativa, se provocará la deformidad de los huesos.

Un consejo para utilizar tacones, sin agravar este problema, está en no utilizar tacones muy elevados ( no más de 4 cm) y que no sean muy estrechos y aprieten los dedos.

Es primordial usar calzado cómodo y adecuado para nuestra salud, tomar masajes para quitar las contracturas en los dedos y en el pie, así ayudaremos a evitar deformaciones en los huesos.

También es muy bueno, recibir masajes en el musculo de la pantorrilla y realizar ejercicios para mejorar la flexibilidad y la movilidad de los dedos del pie.

Operación de juanetes – ¿Cuándo es necesaria?

Lo primero que hay que saber antes de llevar a cabo una operación de juanetes es que existen una serie de tratamientos donde no es necesaria la cirugía.

Te recomendamos visitar nuestra sección de remedios caseros para juanetes y probar alguna de las soluciones que te proponemos porque es posible solucionar y mejorar el problema sin tener que recurrir a la cirugía.

operación de juanetes

Si a pesar de todo, se sigue teniendo dolores muy fuertes que le impiden realizar las tareas diarias, como andar distancias medias-largas, correr o similares,  se debería visitar al especialista para que te realice un estudio detallado y vea si es conveniente la operación de juanetes.

No obstante, se debe tener en cuenta que las cirugías de juanetes no son del todo recomendadas, a no ser que el dolor sea muy fuerte e intenso, porque existen algunos riesgos y su recuperación es lenta y larga. Además aunque parezca una cirugía menor y sin mucha complicación, no siempre se obtienen los resultados esperados.

Solo se aconseja llevar a cabo la operación, si esta dolencia dificulta las actividades diarias de la persona afectada y ocasiona mucho dolor.

Procedimientos quirúrgicos para tratar los juanetes

Existen distintos tipos de procedimientos quirúrgicos:

1.- Retirar el tejido inflamado que se halla alrededor de la articulación del dedo del pie.

Para retirar este tejido inflamado se realizará una pequeña incisión, en la zona a tratar, para extraer el tejido inflamado. Se deberá extraer el tejido para poder llegar al hueso.

Normalmente se utiliza anestesia local y la intervención puede durar entre 1 y 3 horas en función de la gravedad de cada caso.

2.-Extraer parte del hueso para así enderezar el dedo del pie.

Cuando se ha llegado al hueso se intentará cortar parte de este, para enderezarlo y que vuelva a su inclinación original.

3.- Alinear nuevamente el hueso ubicado entre la parte anterior del pie y el dedo, con el fin de enderezar el  ángulo anormal en la articulación.

4.- Ensamblar los huesos de la articulación afectada permanentemente.

La parte final de la operación consiste, en unir los huesos de la articulación con el ángulo original y coser la incisión realizada.

Para que la operación sea satisfactoria hay que corregir el grado de inclinación del hueso del pie, así como los tejidos y músculos que lo rodean.

Existen varias formas de proceder para llevar a cabo una buena cirugía. Todo dependerá de las características de tus juanetes y la gravedad de su caso. 

Vamos a mostrar un vídeo donde se muestra el proceso de una intervención de juanetes. PONER VÍDEO 

Las cirugías más habituales de juanetes son:

➡ Osteotomía:

Se cortan diferentes partes de los huesos del dedo gordo para una alineación correcta.

➡ Artrodesis:

Se identifica la parte dañada de la articulación y se reemplaza gracias a tornillos, placas de metal y otros elementos.

➡ Exostectomía:

Mediante pequeñas incisiones se extirpa el juanete en sí, sin necesidad de realizar una alineación.

El post- operatorio y la recuperación de juanetes

No suele ser una operación demasiado complicada, lo normal es que el paciente pueda estar en casa, el mismo día o como mucho al día siguiente.

La recuperación, por otro lado, suele ser más lenta. Ya que el post-operatorio se puede prolongar hasta las 8 semanas o, en el caso más extremo, hasta medio año.

Durante la recuperación, será necesario llevar un soporte para que pueda apoyar el pie, además de utilizar muletas durante un tiempo.

ante y después juanetes

Aunque es posible que puedas caminar inmediatamente, la recuperación total puede tardar varios meses.

Se tendrán que llevar a cabo algunas pautas, para que no vuelvan a aparecer tras la operación nuevamente. Como son, un calzado adecuado para la recuperación y unos correctores y anti-inflamatorios.

Se tendrá que apoyar el pie poco a poco, cada vez soportando más peso, hasta que ya no  se note ningún tipo de dolor.

No se deberá hacer uso de tacones ni calzado apretado durante la recuperación.

 

 

Si le ha resultado interesante este articulo y quiere seguir ampliando la información, le recomendamos visitar las siguientes secciones: